Los duques de Sussex agradecieron a las tribus maoríes locales su tradicional ceremonia de bienvenida

El Sumario – El príncipe Harry de Inglaterra y su esposa Meghan pasaron su segundo día en Nueva Zelanda centrados en las enfermedades mentales y el medio ambiente.

Te podría interesar: Emma Watson coquetea con el cantante de Razorlight

Los duques de Sussex comenzaron el día en Wellington asistiendo a un desayuno con jóvenes implicados en proyectos de enfermedades mentales en un icónico café de surfistas.

Después de la reunión cruzaron el estrecho de Cook para visitar el Parque Nacional Abel Tasman, situado en la parte norte de la Isla Sur.

En el viaje, Harry agradeció a las tribus maoríes locales su tradicional ceremonia de bienvenida. “De parte de mi esposa, de mí mismo y de nuestro pequeño bulto es una bendición estar aquí”, declaró en alusión al bebé que están esperando. “Daremos sus saludos a mi abuela”, añadió.

Lee más: Disney renuncia a proyecto acerca de película de “Star Wars”

Tras regresar a Wellington, Harry y Meghan visitaron Courtenay Creative, un espacio para las industrias de entretenimiento y creativas, donde los jóvenes artistas les demostraron sus habilidades con el atrezo, maquillaje y vestuario.

David Carrasquel

Con información de dpa

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario