El Sumario – Aunque el alcohol es la principal causa de cirrosis hepática, solamente el 20% de la población con un consumo patológico la desarrollará, según asegura el médico especialista del aparato digestivo del Hospital Nuestra Señora del Rosario, Óscar Núñez Martínez.

El doctor Núñez explicó que la cirrosis hepática es una enfermedad que comporta para el paciente un estado de angustia por la certeza de un mal pronóstico y la impresión de muerte inminente, además de generar incomprensión social, al vincularse casi exclusivamente a la ingesta alcohólica.

Conoce más: Investigan biomarcadores para el diagnóstico temprano de artrosis de rodilla

“Los niveles de consumo de alcohol que pueden provocarla están muchas veces dentro de lo que consideramos un consumo social y no patológico, sin ser conscientes del riesgo al que nos sometemos, por ésta y otras muchas enfermedades asociadas a este hábito”, acotó.

Entre las recomendaciones lanzadas por el especialista para evitar la mencionada condición, se encuentran seguir un dieta saludable y equilibrada, un estilo de vida activo y la abstinencia de bebidas alcohólicas, así como el cese del consumo de tabaco o de cualquier tipo de droga.

“Si existe una hipertensión portal ya significativa, con desarrollo de varices esófago-gástricas, se indicará un tratamiento farmacológico preventivo de hemorragia por su rotura, y si la enfermedad está descompensada, deberemos tratar de forma dirigida las complicaciones de la misma y determinar si el paciente es candidato a un trasplante hepático“, concluyó el experto.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa