Por medio de un estudio confirmaron que quienes duermen por lo menos una hora después de almorzar tienen mayores capacidades parea resolver cuestionarios

El Sumario – La American Geriatrics Society reveló por medio de una investigación, que se realizó con más de tres mil personas de más de 65 años en China, que quienes toman una siesta de entre 30 y 90 minutos después de almorzar, desarrollan un sentido de inteligencia más avanzado.

A las personas del estudio se le hizo varias pruebas para analizar su estado mental; respondieron algunas interrogantes sencillas, se les colocó problemas matemáticos, memorizaron y recordaron algunas palabras.

Al final, el resultado de la investigación indicó que las personas que descasaron por una hora mejoraron significativamente en las pruebas mentales, según la comparación realizada con quienes no habían dormido o lo hicieron por un lapso de tiempo menor.

Asimismo, la revista afirmó que las personas que no tomaron la siesta o lo hicieron por menos de una hora, se vieron afectados por disminuciones en sus habilidades cognitivas de entre cuatro o seis veces menores en comparación a quienes si descansaron como es debido.

En conclusión, “estas personas experimentaron una disminución en sus capacidades mentales parecidas a la que sufrirán al cabo de cinco años”, destacó el líder de la investigación, el doctor Juanxin Li.

“La función cognitiva se asocia significativamente con las siestas. Las comparaciones mostraron como personas que dormían una siesta moderada tenían más conocimiento general que las personas que no dormían o realizaban siestas excesivamente largas”, puntualizó Li.

Angélica Rodríguez.

Con información de Informe21.