Todos usamos los buscadores en Internet para conseguir información, pero lo que no sabíamos es que funcionan gracias a un matemático del siglo XIX: George Boole. Nació en Inglaterra hace exactamente 200 años y falleció 49 años después a causa de un derrame pleural –acumulación de agua en los pulmones–, al enfermar gravemente por mojarse bajo la lluvia mientras caminaba hacia el aula donde daba clase.

Casa de Boole junto a la escuela que fundó a los 19 años, en Lincoln. Se ubica en la 3era calle de Pottergate de la ciudad inglesa.
Casa de Boole junto a la escuela que fundó a los 19 años, en Lincoln. Se ubica en la 3era calle de Pottergate de la ciudad inglesa.

Es considerado como uno de los fundadores del campo de las Ciencias de la Computación debido a su álgebra booleana, la cual marca los fundamentos de la aritmética computacional moderna. Creció en una casa humilde en la que aprendió el amor a las matemáticas gracias a su padre y desde pequeño demostró ser un eficiente autodidacta: a pesar de haber recibido solo educación primaria, a los 15 años hablaba inglés, francés, alemán, italiano y latín.

El mismo Boole sospechaba el impacto histórico que su sistema lógico podría tener y en 1851 le dijo a un amigo que sería: “la contribución más valiosa, si no la única, que he hecho o que probablemente haga a la ciencia y el motivo por el que desearía que me recuerden, si es que me van a recordar, póstumamente”.

Podría llamársele el padre de las operaciones lógicas con la publicación, en 1854, de An Investigation of the Laws of Thought on Which are Founded the Mathematical Theories of Logic and Probabilities, trabajo en el que desarrolló un sistema de reglas que le permitían expresar, manipular y simplificar problemas lógicos y filosóficos, cuyos argumentos admiten las respuestas “sí” o “no”.

Placa conmemorativa para Boole, quien además fue el primer profesor de matemática en la Universidad de Cork, Inglaterra.
Placa conmemorativa para Boole, quien además fue el primer profesor de matemática en la Universidad de Cork, Inglaterra.

Este concepto, que creó en 1847, está presente en los programas actuales. “Hay un enunciado booleano casi cada dos líneas de un programa informático“, asegura Michael Dunn de Gospelweare, una compañía desarrolladora de iOS y Android.

Su éxito está en las puertas lógicas que exploran una expresión, siendo las más básicas son AND, OR o NOT (Y, O o NO en español). Éstas se pueden combinar para crear enunciados más complejos.

Por eso, durante los primeros años en que se hacían búsquedas era frecuente usar los comandos AND, OR y NOT para filtrar resultados; pero con los avances en la tecnología de búsquedas se puede utilizar un lenguaje más natural. No obstante, aún se le permite a los usuarios escribir OR o incluir el símbolo de sustracción (-) para afinar la información que el buscador filtre. Así que cuando buscas en Internet “Lionel Messi” hay un uso implícito de la lógica booleana del comando AND para combinar las dos palabras, “Lionel” y “Messi”.

Tan solo un año después de la publicación de su trabajo más importante, contrajo matrimonio con Mary Everest, la sobrina de George Everest, uno de los grandes topógrafos de la historia y la persona en cuyo honor se bautizó al pico más alto del planeta.

Durante los últimos años de su vida se dedicó a la ampliación de sus investigaciones, con el objeto de producir una segunda edición de sus ecuaciones diferenciales mucho más completa que la primera edición, y para ello usó parte de sus últimas vacaciones en las bibliotecas de la Royal Society y el Museo Británico.

Su carácter inspiró a sus amigos a profesarle la estima más profunda. Se caracterizó por la modestia, y entregó su vida a la búsqueda de la mente individual de la verdad. Pese a que recibió una medalla de la Royal Society por sus memorias de 1844 y el título honorífico de doctor honoris causa en Derecho de la Universidad de Dublín, no solicitó ni recibió los beneficios ordinarios a los que por sus descubrimientos le daría derecho.

Amanda Gómez

Según se active la "x", la "y" o ambas letras, los colores del doodle cambian.
Según se active la “x”, la “y” o ambas letras, los colores del doodle cambian.