Este jueves 4 de junio se cumplieron 266 años del Corpus Christi que es una de las tradiciones más conocidas y características de Venezuela. Muchos de estos bailes se hacen para pagar promesas.

La celebración consiste en bailar por las calles al son de un tambor acompañado por el repique de una caja. Luego los “diablos” se arrodillan frente la iglesia, permaneciendo así por largo rato en señal de respeto al Santísimo. Luego de cumplida la penitencia, el sacerdote los bendice.

Los Diablos Danzantes de Yare fueron designados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura UNESCO, el 6 de diciembre del 2012.

PAB

Con información de El Nacional.