El dinosaurio coloso no habría tenido fuerza suficiente en sus patas para desplazarse a altas velocidades debido a su gran peso

El Sumario – Una investigación realizada en la Universidad de Manchester determinó un descubrimiento que contradice la tesis de filmes Jurassic Park, en la que el mega deprededador Tiranosaurio Rex (Tyrannosaurus rex) perseguía a su presas. El estudio en cuestión señalaría que el coloso en realidad no podía correr, y muhco menos a 70 kilómetros por hora de acuerdo a otras propuestas.

Según los investigadores la combinación del tamaño y peso del T-Rex no le permitía moverse a alta velocidad, luego de hacer un nuevo modelo de simulación donde fue evaluada la marcha y biomecánica del depredador.

“Estar limitado a las velocidades de caminar contradice los argumentos de la depredación de la persecución a alta velocidad para los dinosaurios bípedos más grandes como el T-Rex y demuestra el poder de los enfoques multifísicos para las reconstrucciones locomotoras de animales extintos”, explica William Sellers, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente.

En conclusión cualquier tipo de carrera para el Tiranosaurio rex probablemente conduciría a “cargas esqueléticas inaceptablemente altas”, así como a otras especias de grandes dinosaurios como el Giganotosaurus, el Mapusaurus o el Acrocanthosaurus.

Carlos Eloy Escalona / @Cescalona_

Con información de Xataka Ciencia