El Sumario – Al estar compuesto en su mayoría por agua, es importante que  el cuerpo esté convenientemente hidratado en todo momento. De la hidratación de nuestro organismo dependen, por un lado, el buen funcionamiento de algunos sistemas como el digestivo y, por otro, la hidratación de órganos de nuestro cuerpo como el hígado o el riñón.

El SumarioAdemás, nuestros músculos estarán en mejor estado si están hidratados, lo que favorecerá nuestra facilidad para movernos.

Te puede interesar: Expertos indican que las personas con Alzheimer son vulnerables al calor

Por ello es recomendable beber, aproximadamente, dos litros de agua al día. De modo que, para facilitar esa cantidad es necesario que siempre vayas acompañado de una botella de agua para poder beber en cada momento sin necesidad de tener que buscarla.

Aquí te dejamos algunas consecuencias de cómo afecta esto a nuestro organismo:

  1. Fallo en el metabolismo. Normalmente, es el agua el que se encarga de transportar los nutrientes a través de los conductos para que no haya ninguna parte del cuerpo que quede desnutrida.
  2. Problemas en el riñón. Cuando no hay suficiente agua en el organismo, los riñones no pueden realizar su función de manera correcta lo que provoca que las toxinas de la orina estén mucho más concentradas.
  3. Mal aspecto. La presencia de agua en nuestro cuerpo ayuda a que nuestra piel luzca mucho más sana. Cuando la piel no tiene el agua suficiente para lucir en su máximo esplendor, se ve seca y favorece su agrietamiento y envejecimiento. Con el paso del tiempo, la persona que no se hidrata acabará pareciendo mucho más mayor de lo que es.
  4. Bolsitas: Al no consumir agua la piel se reseca y se nota más esta imperfección.
  5. Manchas: Las pigmentaciones ocasionadas por el sol, se agravan más al tener la piel reseca.

El Sumario

Con información de Bekia Salud