El Sumario – El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, considera aumentar su presencia en Venezuela, tras haber cuadruplicado en el último año el presupuesto con el que financia sus actividades humanitarias en el país.

“Temo que Venezuela es una de esas situaciones donde poco a poco terminaremos ampliando nuestra superficie de operaciones para responder a las necesidades”, reflexionó.

Entérate de más: UE donará € 30 millones a Colombia para atender migración venezolana

El CICR intenta paliar las carencias más graves en el sector de la salud, brindando ayuda a los hospitales para mejorar el sistema de atención y el seguimiento médico de la población más necesitada, así como a través del suministro de medicamentos.

“Hacemos progresos en nuestra operación en Venezuela en términos de acceso a los detenidos y en los ámbitos de asistencia, sobre todo en salud y de población desplazada. Y volveremos a acudir a los donantes cuando ya no tengamos dinero”, explicó.

El CICR trabaja en Venezuela con un presupuesto de 24,8 millones de dólares para este año (cuatro veces más que el año pasado) y con una plantilla de 150 personas.

La institución trabaja alrededor del mundo bajo la premisa de imparcialidad, neutralidad y mantienen en cada lugar un diálogo confidencial con autoridades y todos los protagonistas de una situación conflictiva.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa