El Sumario – Según un informe de 2014 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 20 por ciento de las mujeres y 10 por ciento de los hombres señalan haber sido víctimas de abuso sexual durante su infancia. Las cifras señalan la realidad de un problema a escala global y se está haciendo poco para prevenirlo. En Venezuela se habla del tema en voz alta.

En noviembre de 2015, durante un encuentro familiar, un grupo de profesionales de las ciencias sociales se alarmó por la cantidad de casos de abuso sexual infantil y adolescentes que les eran cercanos. Uno de ellos preguntó ¿Y nosotros qué hacemos para que eso no continúe?

Lee también: Ecuador exige visado humanitario a los venezolanos que entren en su territorio

La respuesta fue la creación de la Fundación de Atención Social Habla que tiene como directora ejecutiva a la abogado Sofía Martínez-Campos y la asesoría de Horacio Coll, comunicador, el abogado Julio J. Romero V. y Carmelina Del Ventura G.

El primer paso fue buscar cifras para comprobar si el problema era tan grave como se percibía. Y sí. Encontraron que la Organización Mundial de la Salud, en su informe de 2014 indica que 20% de las mujeres y 10% de los hombres señalan haber sido víctimas de abuso sexual durante su infancia. Las cifras presentan la realidad de un problema global que no se corresponde con programas de prevención a gran escala para disminuir estos indicadores.

Cuando miraron a Venezuela encontraron que desde hace más de 10 años es muy poca la información oficial en todos los campos y la incidencia del abuso sexual infantil de adolescente no es una excepción. De manera que tuvieron que acudir cifras provenientes de instituciones del estado tales como la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Publico, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, entre otras. También acudieron a organizaciones que hacen vida en el país y que se han dedicado a la defensa de los Niños, Niñas y Adolescentes. También hicieron un arqueo en portales y diferentes medios de comunicación.

Algunos hallazgos

Tres regiones del país concentran 50% de los casos de abuso sexual infantil y adolescente. Ellos son:
Miranda 21%, Zulia 17% y Distrito Capital12%.
Sólo 9% de los abusos es cometido por desconocidos.
51% por familiares.
40% por profesores, amigos de la familia, vecinos.
87% de los agresores conocen a sus víctimas y suelen estar muy cerca de su hogar.
48% de víctimas por Abuso Sexual Infantil se ubican en el rango de 6 a 11 años,
33% en el rango de 12 a 17 años
19% en el rango de 0 a 5 años de edad

¿Qué hacer?

Con evidencias de una situación grave, los integrantes de Fundación Habla fijaron líneas de acción, comenzando por el nombre de la Fundación: “el abuso sexual es un tema tabú, del que no se hablar”, explica Sofía Martínez-Campos, “con el agravante de que, en 95 por ciento de los casos, no se le cree al niño que dice haber sido abusado porque generalmente el victimario es un miembro de la familia o alguien muy cercano. Por eso instamos a hablar”.

Para que el propósito no quedara en simple slogan, invitaron a personajes conocidos a referirse al tema en el canal de youtube:

Además tienen montados seis talleres sobre el tema que pueden ser dictados en comunidades, escuelas, liceos o cualquier otra institución pública o privada que lo solicite. Ellos son:

En entorno informado no hay niño abusado.Prevención activa: Se dan herramientas para interactuar con niños y adolescentes. Mitos y realidades: El abuso sexual infantil está rodeado de muchos mitos y creencias.
Seguro en el mundo 2.0. la tecnología puede ser una vía para captar a una posible víctima. Proteger es prevenir. Específico para algún tipo de discapacidad. Se habla de “trata”. El abuso no es únicamente sexual. Ahora hay pornografía, esclavitud sexual infantil que se está viendo en el sur del país con la explotación del arco minero. También se está dando el caso de “niños separados y no acompañados”. Se trata de niños y adolescentes que dejan padres que emigran al cuidado de vecinos, familiares o amigos. En muchos casos a estos niños los ponen a trabajar o mendingar “y esas también son formas de explotación” precisa la abogado Sofía Martínez-Campo.

Sobran leyes, falta justicia y apoyo

Martínez-Campos, con conocimiento de causa hace varias afirmaciones lapidarias: “no falta leyes para castigar el abuso sexual infantil. Lo que falta es justicia para el victimario y para la víctima”.

Para entrar en otro campo de acción, la Fundación Habla busca financiamiento para abordar atención sicológica y legal. De esa forma se daría atención individualizada y en comunidades terapeúticas para apoyar a las víctimas de abuso y a los familiares. Sofía Martínez-Campos afirma que el propósito de la Fundación Hablar es “ser esperanzadores. Aunque es terrible, creemos que las víctimas de abuso sexual pueden tener bienestar en sus vidas. Para eso estamos”.

Tomado y con información de:

Enrique Rondón Nieto / Informe 21