El Sumario  – Un estudio concluyó que el ciervo rojo está evolucionando, basado en datos de campo y genéticos recogidos durante 45 años por expertos de las universidades de Edimburgo, Saint Andrews y Cambridge con la colaboración de la Universidad Nacional Australiana.

Desde la década de los 80, las ciervas dan a luz cada vez antes, a un ritmo de unos tres días por década, lo que se debe, en parte, al efecto inmediato que el aumento de las temperaturas tiene en el comportamiento y la fisiología de esos animales.

El estudio señala que se debe, en parte, a que los genes que hacen que las ciervas tengan sus crías prematuras, también incrementan el éxito reproductivo de los animales que dan a luz y como resultado “los genes para la cría temprana se vuelven más comunes con el tiempo“.

A medida que el clima cambia en todo el mundo se documentan otros casos de animales y plantas que avanzan sus tradicionales momentos de reproducción.

Quizás sea de su interés: Los peces son capaces de percibir los virus

Sin embargo, esta investigación es una de las primeras que “demuestra el papel de la evolución darwiniana, es decir, el cambio genético por selección natural, en el avance de la sincronización de la reproducción”, explicó un comunicado.

A menudo se considera que la evolución genética en las poblaciones de animales salvajes es “lenta e irrelevante en la escala temporal de las vidas humanas”, pero estos resultados muestran que “el cambio genético puede ser lo bastante rápido como para observarse a lo largo de unas pocas décadas”.

El estudio reveló que el rápido adelanto en las fechas de nacimiento de las crías responde a los efectos combinados de diversos factores: los cambios directos en la fisiología o el comportamiento de los animales frente al cambio climático, cambios en la demografía de la población y la evolución.

Gabriela Morales

Con información de Agencias