El Sumario – Hay muchas cosas que definen al país pero algo está muy claro para Carlos Daniel Malavé, Venezuela es un Desorden” y esto en el mejor sentido de la palabra, porque este cineasta estrenará el próximo 21 de diciembre el documental que hizo para la superbanda de ska venezolano Desorden Público.

A través de este audiovisual Malavé lleva a las pantallas un poco más de Horacio Blanco, Danel Sarmiento, José Luis Chacín “Caplis” y Oscar Alcaino, quienes a propia voz cuentan lo que significa la agrupación en sus vidas y lo que sigue en sus carreras musicales.

“La idea del documental de Desorden nace de su productor ejecutivo Luis Danello, que es un gran amigo mío desde hace mucho tiempo, entonces me planteó la idea y lo vi como una oportunidad de hacer esto. Empezamos a trabajar con el grupo, y tengo que decir -no solo por Desorden sino por todos los grupos en general- que trabajar con músicos no es fácil (risas), lo digo con todo el cariño del mundo. Logramos hacer algo bueno ahí y tenemos un producto del cual la banda se siente bien, porque yo también tuve que entender que era un documental para ellos, para celebrar sus 33 años de carrera sobre la tarima. Es un trabajo que tiene risas, diversión, música, anécdotas que quizá la gente no conozca; es algo muy fresco. Es un documental que espero funcione para el público así como funciona para ellos”.

Con siete películas realizadas en su haber, Carlos Daniel no desea detenerse y como el mismo lo reafirma es un “emprendedor incansable”.

Mis inicios como los de cualquier realizador fueron duros, arduos, sobre todo para lograr hacer mi primera película. Para cualquier cineasta es un trabajo titánico de muchos años, en mi caso me tomó unos cuatro o cinco años, quizá menos de los que le toma a otros. Mi ópera prima fue Por un polvo (2008) donde se contaba además con una ley de cine que te ayudaba a través del Centro Nacional del Cine, logrando conseguir los 850 mil dólares necesarios para hacer la película y gracias a Dios todo salió bien. La cinta logró muy buena acogida del público, logrando venderse en varios canales de Estados Unidos”.

– ¿Cuál es el principal reto de un realizador ante la crítica y su público?

-Mi primera película me ayudó mucho a entender como es el negocio del cine y a la vez traté de construir una carrera que se basara en este tema del retorno de las inversiones en films que fuesen agradables para el público y para mi, claro está. Me gusta mucho que el público entre a la sala se ría, llore, que sienta emociones, sensaciones, y que puedas también decidir no ser simplemente un cineasta de festivales o de autor (…) en ese sentido he tenido suerte porque mis películas han sido bien recibidas por el público.

-¿Dentro de la industria has sido productor, guionista y director, en cual de esas facetas te has sentido como pez en el agua?

-Siempre nacemos con esas ganas de dirigir, de contar historias, pero realmente después de entender el negocio te das cuenta que es muy apasionante. Te das cuenta que ser productor pese a tener el estrés de buscar el dinero, el equipo, te deja satisfacciones. En cuanto a ser director es difícil y te enfrentas a situaciones como por ejemplo lo que tenías pensado no lo puedes hacer, por un tema presupuestario o las condiciones climáticas; o que la locación que tienes no es aquella que soñaste.

-Es que siempre tienes alguna limitante que te pega, y en ese sentido yo he sido golpeado muchas veces. Como productor lo disfruto más en el sentido de sentirme como pez en el agua; sé donde y cómo buscar el financiamiento. En la faceta de guionista me encanta. Afortunadamente he podido escribir muchos de los guiones que luego he dirigido, por lo que lo considero algo apasionante. Es un trabajo tuyo donde lo que crees lo expresas en el papel. Es un trabajo más intimo y solitario; te levantas con una disciplina, claro está, te tomas un café y comienzas. Yo entre las tres tengo mi corazón dividido, pero el guión es una de las que más me gusta”.

 

– ¿Qué viene para Carlos Malavé de aquí a unos meses, en qué te encuentras trabajando?

-El año que viene esperemos que en el mes de febrero tengamos una película de acción que se llama Blindados que filmamos durante las guarimbas de 2017 y fue bien difícil de realizar pero lo hicimos. Es una película grande en presupuesto para Venezuela, con un buen elenco, grandes locaciones, y valores de producción; que se estrenaría entre febrero y marzo del 2019.  Después de eso tengo una película que filmé este año que se llama El País Más Feliz del Mundo donde experimento por primera vez con el drama y que puede tener una buena repercusión en festivales de cine. Para el segundo semestre de 2019 también tengo una serie juvenil, donde soy el director y productor (…) estamos en el interín de la preproducción.
-¿Hay tiempo para el desánimo o el descanso en medio de la crisis que afecta al cine nacional?
-Soy un emprendedor que no me canso, así soy en una frase. En mi día a día no existe la palabra cansancio pese a tener siempre presente a mi familia yo no descanso, siempre estoy pensando y trabajando por el cine. Soy presidente de la Cámara de Productores de Largometrajes (Caveprol), vicepresidente de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Venezuela, donde hago actividad gremial; por ello cuando mis días no están ocupados en esas facetas, están dedicados a la pre, pro, y postproducción de proyectos.
– Un consejo para quienes quieren hacer cine pero lo ven como una meta inalcanzable
-Uno debe sintonizarse con las buenas energías a pesar de todo lo que suceda a tu alrededor. Tu persona, tu entorno y tu familia debes conectarlas con energías positivas, con lo posible. Debemos entender que todo lo que está pasando a nuestro alrededor es circunstancial, aunque nos afecte desde el punto de vista económico, social, pero nosotros somos energía y tenemos la capacidad de cambiar nuestro futuro, nuestro destino. Yo no creo en la suerte, todo es una serie de cosas que se conectan y que si tu no trabajas eso jamás se va a conectar. Yo le digo a mis estudiantes lo siguiente: ¿Qué te separa de un Oscar? La respuesta es: una película. Y a lo mejor esa película que rechazas, esa que no haces, que dejas de hacer, es la que te va a llevar a esa meta, por ello todo en la vida es una oportunidad.
Te invitamos a ver la pieza audiovisual de está entrevista:

Rafael Arias / @Rafarias86
Producción audiovisual: Jesús Ramírez

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/ElSumario