El SumarioAmazon está probando un nuevo método de pago que permite a sus usuarios abonar el precio de sus compras a través del escaneo de su mano, y que pretende lanzar en sus supermercados Whole Foods a principios del año que viene en Estados Unidos.

De acuerdo con una información de New York Post, los empleados de Amazon están probando un nuevo sistema de pago que se basa en el escaneo de la mano del cliente. Para ello, el usuario pasa la mano por un escáner, aunque sin necesidad de tocar la superficie del mismo -como ocurre con los sensores de huellas dactilares-, que cuenta con unos sensores que, gracias a la visión computacional y la geometría profunda, procesa e identifica la forma y tamaño de su mano y realiza el pago automáticamente en su tarjeta de crédito o débito.

Este sistema se denomina por el momento ‘Orville‘ y sólo estará disponible para los usuarios con cuentas en Amazon Prime, que tendrán previamente que enlazar el registro de sus manos escaneadas con su correspondiente tarjeta de crédito o débito, según compartieron fuentes próximas a los planes de la empresa.

Leer también: Peligros de ciberseguridad en las plataformas de videojuegos online

Actualmente, Amazon está probando este sistema con los propios empleados de la compañía en sus oficinas, para la compra de productos en las máquinas expendedoras. Este método podría cobrar a las personas en un tiempo menor a los 300 milisegundos, de acuerdo con una fuente próxima al proyecto, comparado con los tres o cuatro segundos que se suele tardar al pagar con tarjeta directamente.

Desde el medio afirman que Amazon espera incorporar ‘Orville’ a principios de 2020 en algunas de sus tiendas Whole Foods, para después expandirlo por todos los establecimientos de Estados Unidos. A pesar de ello, un portavoz de Amazon declaró al respecto que “no hacemos comentarios sobre rumores ni especulación”.

Amazon adquirió la cadena de supermercados Whole Foods, especializada en alimentos naturales y orgánicos en 2017 por 13.700 millones de dólares. Según su fundador y consejero delegado, Jeff Bezos, la adquisición representaba “una oportunidad para maximizar el valor de los accionistas de Whole Foods”, además aseguró en su momento que “amplía la misión y aporta la más alta calidad, experiencia, conveniencia e innovación a los clientes de los supermercados de la cadena”.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de dpa