El Sumario – La grave situación en Venezuela sigue provocando que la mayoría de los 3,7 millones de personas que escaparon del país “necesiten protección internacional como refugiados”, a pesar de que a finales de 2018 solo habían solicitado asilo formalmente unos 460.000 venezolanos, en su mayoría en países de la región.

Así figura en una nueva directriz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), en cuya opinión todos los Estados deben permitir a los venezolanos acceder a su territorio y proporcionarles asistencia “por el empeoramiento de la situación política, económica, de Derechos Humanos y humanitaria”.

Entérate de más: Angela Merkel recibirá la medalla Buber-Rosenzweig 2020‎ 

La portavoz de ACNUR, Liz Throssell, instó también a todos los países a garantizar que todos los venezolanos, “independientemente de su estatus legal”, no sean deportados, a pesar de los “retos complejos” que pueda suponer la atención de la reciente ola migratoria.

La organización considera que la mayoría de los 3,7 millones de emigrantes venezolanos necesitan protección internacional, conforme a lo establecido no solo en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 sino también en la Declaración de Cartagena de 1984, centrada en América Latina.

A pesar de lo antes expuesto, el Gobierno de Nicolás Maduro sigue poniendo en duda los datos facilitados por las agencias de la ONU, utilizados en cambio por la oposición interna para demostrar los efectos de la crisis política, económica y social que atraviesa Venezuela.


Angélica Rodríguez

Con información de dpa